El Castillo Hearst

A medio camino entre Los Ángeles y San Francisco, más concretamente junto a la pequeña localidad de San Simeón, se encuentra el conocido Castillo Hearst, un alarde de riqueza y poder de mano del empresario William Randolph Hearst. Este magnate creó un imperio periodístico que le llevó a las más altas cumbres monetarias.

El señor Hearst era un enamorado del arte, sobre todo del arte español. Y gracias a la...

Seguir leyendo